[En la Prensa] Medio ambiente e inclusión: Las lecciones que dejó Lollapalooza 2014

El concepto de Espíritu Verde, este año irrumpió con mucha fuerza gracias a la presencia de un conjunto de organizaciones y actividades que formaron parte de la Aldea Verde aportando una mirada sustentable: a favor de diversas causas mediambientales, la inclusión y emprendimiento.

Más de 150 mil personas llenaron este fin de semana el santiaguino Parque O’ Higgins para asistir a la cuarta y recargada versión del Festival Lollapalooza Chile 2014. Junto a las más de 60 bandas extranjeras y nacionales que se presentaron a lo largo de las extensas jornadas de música del sábado y domingo, el concepto de Espíritu Verde, este año irrumpió con mucha fuerza gracias a la presencia de un conjunto de organizaciones y actividades que formaron parte de la Aldea Verde aportando una mirada sustentable: a favor de diversas causas mediambientales, la inclusión y el emprendimiento.

Y el resultado fue el mejor. Álvaro Morales, Director de Sustentabilidad de Lotus, productora responsable del gran evento, comentó a El Dínamo que “tras dos días de trabajo estamos muy felices, la gente está súper comprometida y ha participado con entusiasmo de las diferentes actividades que reunimos en la Aldea Verde. Las personas se han sensibilizado con los temas que difundimos y han participado en los talleres. Están viviendo la experiencia. Y eso es es lo importante para Lollapalooza por que es una de las aristas que queremos ir desarrollando cada vez más: Ir más allá de la música”.

Casi 80 organizaciones se dieron cita en la Aldea Verde, ubicada en una de las entradas del evento, transformándose en un espacio de paseo y relajo que muchos de los asistentes visitaron entre concierto y concierto.

Con una apuesta centrada en el apoyo a los emprendedores locales, Desafío Levantemos Chile, seleccionó desde sus redes de apoyo a un total de 14 micro emprendedores, que se sumaron a cuatro masoterapeútas ciegos.

“Es un agrado volver por cuarta vez a Lollapalooza y esta vez con más emprendedores y con productos más innovadores. Para la gente que nosotros apoyamos, lo más importante es que aquí logran fortalecer a nivel de comunidad su trabajo y sobre todo establecen contactos para futuros negocios. Nosotros les servimos como paraguas para sumarse a un movimiento mucho más amplio y a espacios de difusión. Ellos muestran sus cosas y de paso difunden nuestra obra”, señaló Pedro Smith, encargado del Área de Emprendimiento de la organización.

Ese fue el caso de José Suazo, un joven emprendedor ciego que con el proyecto Agrourban, fabrica huertos urbanos, jardineras y baúles de madera con materiales orgánicos que incluyen el Glicerol, un impermeabilizante natural que ayuda a conservarlos. ”Este es el segundo año que venimos y la experiencia ha sido muy positiva, a la gente le gustó lo que hacemos y encajamos perfecto con el espíritu verde de este festival, además, aunque no lo esperábamos, nos ha ido muy bien con las ventas y contactos”, subrayó Suazo.

Fuente: 

 

http://www.desafiolevantemoschile.cl/wp-content/uploads/2014/03/13541150485_d36e2c06c1_o.jpg

http://www.desafiolevantemoschile.cl/wp-content/uploads/2014/03/13540984933_30fb5a9e1d_o.jpg

http://www.desafiolevantemoschile.cl/wp-content/uploads/2014/03/13541303433_6ddf95a7e4_o.jpg

http://www.desafiolevantemoschile.cl/wp-content/uploads/2014/03/13541220383_6764dafa0f_o.jpg

X