Casi 100 voluntarios de Desafío Levantemos Chile ayudan a pueblos aislados en Atacama

Hasta el 30 de enero, un grupo de jóvenes irá hasta la comuna Alto del Carmen, en Atacama par ayudar a la comunidad con distintas obras sociales, en una instancia que también permitirá darle un sentido solidario a sus vacaciones.

Enero 2019 – Trabajos de construcción para mano de obra no especializada, operativos odontológicos, talleres de emprendimiento y entretención para los niños, son algunas de las actividades que llevarán a cabo 90 voluntarios en la Vivencia de Verano Alto del Carmen, organizada por el área de Voluntariado de Desafío Levantemos Chile.

Gracias a los fondos de INJUV, llamado Fondo de Acción Joven 2019, el área de Voluntariado de la Fundación y los voluntarios, estos jóvenes podrán trabajar con materiales de construcción de primer nivel, con diferente merchandising, alimentos, insumos domésticos, entre otros también; y podrán cubrir algunos de los gastos operativos como los buses y combustible para las camionetas. Además, todos ellos han dejado de lado sus vacaciones para ir en ayuda de pueblos aislados y que hoy priorizan resolver necesidades básicas de otros.

Luego de largas horas de viaje, los voluntarios ya están instalados en los lugares más necesitados; entre éstos se encuentra el pueblo Juntas de Valeriano, Chollay y El Corral, ubicados muy lejos el uno del otro y los cuales se caracterizan por ser completamente rurales, razón por la cual muchos de los voluntarios deberán dormir en carpa durante los diez días que dura la Vivencia. “Son muchas las características de una región como Atacama las que nos llaman a trabajar. En primer lugar, es fundamental para los jóvenes conocer distintas realidades de nuestro país y segundo, que puedan contribuir a través de su experiencia profesional”, comentó Rodolfo Sepúlveda, líder del área de Voluntariado de Desafío Levantemos Chile.

Sepúlveda agregó que “son lugares donde se necesita más que nunca contagiar el entusiasmo, la pasión y el compromiso que caracteriza nuestra fundación”. Para fomentar el emprendimiento en la zona, el equipo de la fundación y voluntarios trabajarán bajo el modelo de la marca Minka, que se trata de la reutilización de productos textiles y el empoderamiento de artesanos. Por otra parte, y con el fin de entretener a los niños, se creó Sueños a Color, talleres de arte para los niños y adolescentes.

Por último y para cubrir una de las mayores necesidades de salud, los jóvenes realizarán operativos de salud concentrados en el área odontológica, los que estarán a cargo de estudiantes de la Universidad San Sebastián de Concepción y quienes trabajarán junto a un cirujano dentista ya egresado que supervisará el trabajo. “Esta gestión médica fue de suma importancia, dado que es un servicio de difícil acceso y se trata de una necesidad urgente en la comuna Alto del Carmen”, explicó Sepúlveda.  

En esta Vivencia también participarán otras áreas de la fundación: Inclusión Social, Comercial, Cultura, Deporte, Regiones y Emprendimiento. Cada uno aportará a las comunidades desde su expertise.

http://www.desafiolevantemoschile.cl/wp-content/uploads/2019/01/WhatsApp-Image-2019-01-22-at-16.11.28-1.jpeg

http://www.desafiolevantemoschile.cl/wp-content/uploads/2019/01/WhatsApp-Image-2019-01-22-at-16.11.28.jpeg

http://www.desafiolevantemoschile.cl/wp-content/uploads/2019/01/WhatsApp-Image-2019-01-22-at-16.11.30.jpeg

http://www.desafiolevantemoschile.cl/wp-content/uploads/2019/01/WhatsApp-Image-2019-01-22-at-16.15.09.jpeg

http://www.desafiolevantemoschile.cl/wp-content/uploads/2019/01/WhatsApp-Image-2019-01-22-at-16.11.29.jpeg

X